Concierto – Makrokosmo, de George Crumb

simsantander-melisacano

Melisa Cano Sánchez

Concierto – Makrokosmo, de George Crumb

19:30

Horario: 19:30h.
Lugar: Sala de Usos múltiples.

Melisa Cano Sánchez (piano)
Makrokosmo, de George Crumb.

PROGRAMA

George Crumb (1929)
Makrokosmos vol. I (1972)

● Primera parte
1. Primeval Sounds (Génesis I) (Cáncer)
2. Proteus (Piscis)
3. Pastorale (from the kingdom of Atlantis, ca. 10.000 B.C) (Taurus)
4. Crucifixus [SYMBOL] (Capricorn)
● Segunda parte
1. The Phantom Gondolier (Escorpio)
2. Night-Spell I (Sagitario)
3. Music of Shadows (For Aeolian Harp) (Libra)
4. The Magic Circle of Infinity (Moto Perpetuo) [SYMBOL] (Leo)
● Tercera parte
1. The Abyss of Time (Virgo)
2. Spring-Fire (Aries)
3. Dream Images (Love-Death Music) (Gemini)
4. Spiral Galaxy (Aquarius) [SYMBOL]

NOTAS AL PROGRAMA
Crumb pertenece a una generación de compositores formados en las grandes escuelas de enseñanza y con importantes maestros, como Eugene Weigel, Boris Blacher o Ross Lee Finney. Entre sus principales influencias destacan los compositores del siglo XX Debussy, Mahler y Bartók. Sin embargo, su música se distingue por la innovación y la búsqueda de nuevos timbres, es decir,
ha creado un lenguaje propio a través de un profundo conocimiento y aprendizaje de las técnicas del serialismo, el neorromanticismo, el minimalismo y el estructuralismo.
La obra global de Makrokosmos consta de cuatro volúmenes: Makrokosmos volúmenes I y II, denominados “12 fantasý pieces after the Zodiac”, compuestos en 1972 y 1974 respectivamente para piano de cola preparado; Makrokosmos volumen III, “Music for a Summer Evening”, compuesto en 1974 para dos pianos amplificados y percusión (dos músicos); y Makrokosmos IV, “Celestial Mechanics”,
1979, para piano amplificado a cuatro manos. Tanto el título, Makrokosmos, como el formato de los dos primeros volúmenes, hacen alusión a dos compositores que han influido en Crumb: a Bèla
Bartòk (1881-1945) y su obra Mikroskosmos, y a los 24 Preludios de Claude Debussy, ya que los dos primeros volúmenes de Makrokosmos forman, al igual que en esta obra, una serie de 24 pequeñas piezas.