Concierto – Clasicoscopio: de Viena a Cantabria

simsanrtander-fransanemeterio

Francisco San Emeterio

Concierto – Clasicoscopio: de Viena a Cantabria

20:30

Horario: 20:30 h.
Auditorio del Conservatorio.

PROGRAMA:

Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)

Sonata K 331 en La mayor (1783)
I. Andante grazioso, II. Menuetto, III. Alla turca-Allegretto

Cándido Alegría (1887-1976)

Ronda montañesa (ca.1916)

Antonio Noguera Guinovart (1951)

Partita para Fran (2019) Estreno absoluto*
Preludio- Allemande, con carácter de tocata ininterrumpida-
Fuga- Giga con carácter de tocata ininterrumpida

Emilio Otero Alonso (1951)

Molto Allegro (III) de la Sonata nº2 para piano (2001)*

Franz Liszt (1811-1886)

Rapsodia húngara nº2**(1854)

*Dedicadas a Francisco San Emeterio
**Cadenza de Francisco San Emeterio, dedicada a Antonio Noguera y a Emilio Otero.

NOTAS AL PROGRAMA
Los pensamientos y experiencias del reciente viaje de fin de estudios del conservatorio a Viena me han impulsado a diseñar este recital. Los ecos del piano de Mozart resuenan en las habitaciones de su casa a través de la quizá parisina y finalmente vienesa famosa Sonata K331 con su Alla turca. El baile al son del viento de los bosques de robles, carpes y tilos desnudos en las orillas de los jardines del Palacio de Schönbrunn nos hacen lamentar los últimos incendios en la Cantabria que sueña Cándido Alegría en su Ronda montañesa. Las tumbas de Beethoven, Brahms, Schubert, Schönberg y Ligeti nos guían en compañía de nuestros amigos compositores Antonio Noguera y Emilio Otero que moldean los sonidos de la pasión y el fervor en su Sonata nº2 y en la Partita Op.160 “escrita y dedicada con toda mi admiración y afecto en el Señor”. Budapest está muy cerca, a apenas doscientos cincuenta kilómetros. Muchos de los temas usados en las rapsodias de Liszt son composiciones de autores contemporáneos que los gitanos húngaros tañían con sus violines y címbalos e inspiradas en los verbunkos, danzas húngaras de reclutamiento militar de los siglos XVIII y XIX.